Las 24 horas para denunciar por una desaparición son un bulo.

A la hora de notificar una desaparición, la Guardia Civil pide sentido común: “No podemos decir cuánto tiempo concreto debe pasar para denunciar una desaparición. Depende completamente de las circunstancias. No es lo mismo una persona que siempre está en contacto con sus allegados que otra más solitaria. Por ejemplo, si una persona suele hablar mucho con su pareja y, sin motivo alguno, corta la comunicación, se puede avisar a los agentes. La clave es muy simple: avisar cuando se den circunstancias sospechosas”.

De ahí que se produzcan muchísimas denuncias por desapariciones que terminan en nada, ya que el supuesto desaparecido, simplemente, llevaba unas horas sin mirar el móvil. “No pasa nada. Es una situación que se da muy a menudo y no es un problema. Preferimos que lo denuncien a que no hagan nada”, comentan desde Guardia Civil.

Eso sí, también piden que se notifique ágilmente en cuanto aparezca. “Así, le retiramos rápidamente de nuestra base de datos”. Una de las situaciones que se da más a menudo, según Guardia Civil, es la de una persona que se ha quedado sin batería en el teléfono móvil y sus familiares avisan a los agentes.

Las primeras horas tras una desaparición son claves. “Cuanto más rápido intervengamos, más información podemos recoger. También es más fácil encontrar testigos valiosos para la investigación. Para cualquier caso, las primeras horas son importantísimas para no perder pistas”, dicen.

“Además, en esas primeras horas también tenemos los recuerdos más frescos. Nos es más fácil reconstruir lo que ha ocurrido con anterioridad. Hay muchos datos que se tienen con certeza en las primeras horas y que, después, se pueden perder”, añaden. Guardia Civil ya ha intentado desmentir este bulo en otras ocasiones a través de redes sociales. En mayo, lo hizo a través de Twitter.

Entre las investigaciones que permanecen abiertas, predominan los hombres desaparecidos: un 74%. Además, la mayoría del total son adultos, un 66%. Sin embargo, el número de denuncias -no de desaparecidos- es mucho mayor entre menores: un 67%. Esto indica que se realizan muchas más denuncias por desaparición de menores que por desaparición de adultos, pero las de adultos se resuelven menos.

Fuente/leer más: https://verne.elpais.com/verne/2017/08/30/articulo/1504083752_336063.html