La picaresca laboral pone a prueba a los jueces españoles.

29.12.2014. Sergio Saiz . Siga al autor en1

Los tribunales se enfrentan a un aumento de la litigiosidad en el ámbito laboral, pero también a casos en los que tanto empresas como empleados se agarran a la letra pequeña para inclinar la norma a su favor.

Una norma polémica La última reforma laboral aprobada por el Gobierno suscitó muchas críticas pero, pese a las protestas, no sólo se llevó adelante, sino que han sido muchos los que han intentado jugar con la interpretación de la nueva norma para cobrar una indemnización mayor (a cargo del Fogasa) o utilizar las prestaciones públicas por desempleo para refundar empresas sin tener que hacer frente a sus obligaciones financieras.Una norma polémica La última reforma laboral aprobada por el Gobierno suscitó muchas críticas pero, pese a las protestas, no sólo se llevó adelante, sino que han sido muchos los que han intentado jugar con la interpretación de la nueva norma para cobrar una indemnización mayor (a cargo del Fogasa) o utilizar las prestaciones públicas por desempleo para refundar empresas sin tener que hacer frente a sus obligaciones financieras.

En un marco económico ya de por sí delicado, la reforma laboral ha disparado la litigiosidad entre empresas y empleados. Ambas partes buscan en la letra pequeña de la norma un resquicio que haga prosperar su causa. Aunque son los jueces los que sentencia a sentencia van definiendo los claroscuros de la ley, cada vez se enfrentan a situaciones más peculiares, en los que la picaresca es la gran protagonista.

Aunque la anulación de algunos expedientes de regulación de empleo, como el de Coca-Cola, Unipost o Radio Televisión Valenciana, son los que ocupan las portadas, en los juzgados la casuística va mucho más allá de la anulación de un ERE por defecto de forma.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias acaba de declarar que existe fraude en la iniciativa de una compañía que, amparada por la nueva normativa laboral, puso en marcha un ERE y utilizó las indemnizaciones de los trabajadores para volver a crear la misma empresa.

El caso se refiere a una sociedad que sufría problemas económicos y que acordó, a finales de 2013, presentar un expediente de regulación de empleo que afectaba al total de la plantilla y, por tanto, suponía el cierre de la empresa. Como ésta estaba descapitalizada, se acuerda con los representantes de los trabajadores que éstos no recibirán ninguna indemnización y sólo cobrarán el paro. Para ello, se acogen a la fórmula de pago único, una vía que la ley prevé para que los desempleados que vayan a crear un negocio puedan cobrar toda la prestación a la que tienen derecho de una sola vez.

De forma paralela a este proceso, uno de los directivos de la compañía inicia los trámites para fundar una nueva sociedad, cuyo patrimonio está formado por la cantidad que reciben los empleados por el paro. Además, tanto la nave, como la maquinaria y las marcas comerciales que utilizan son las mismas.

FraudeEl juez considera que «es clara muestra del fraude el que la única finalidad de la constitución de una sociedad limitada laboral lo fue para obtener la financiación a través de las aportaciones de las prestaciones por desempleo en su modalidad de pago único». Matiza que esta operación «se realizó para poder continuar con la misma actividad y así sanear la anterior empresa y eludir el pago de salarios e indemnizaciones previstas en el Acta de Inspección, e incluso en el propio acuerdo firmado entre las partes negociadoras».

En la nueva compañía, no sólo se encontraban también los mismos trabajadores, cuyas prestaciones por desempleo se habían utilizado para constituir la sociedad, sino que además muchos de ellos figuraban como directivos, tal y como recoge la sentencia del TSJ de Canarias.

Si bien es lícito crear una compañía utilizando el dinero procedente del paro, el juez considera que el fraude de ley se produce en el momento en el que se trata de un acuerdo ficticio, que no sólo tiene como objeto no pagar las indemnizaciones que le corresponden a los empleados, sino sanear una empresa simplemente constituyendo otra, es decir, cambiándola de nombre y utilizando el dinero público que se canaliza a través de las prestaciones. Además, esto tenía otro efecto negativo, ya que la compañía tenía deudas con otros proveedores, a las que tampoco haría frente al desaparecer.

Pero este proceso no es el único en el que han tenido que intervenir los jueces por una libre interpretación de lo que permite la norma. Por ejemplo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña tuvo que entrar a valorar el caso de un trabajador que fue despedido, acordando una indemnización muy superior a la que le correspondía por ley. Además, como la empresa había alegado encontrarse en una mala situación económica para realizar el despido, el trabajador confiaba en que fuera el Fogasa el que se hiciera cargo del 40% del pago.

Finalmente, el juez dictaminó que no pueden alegarse problemas económicos para poner en marcha un ERE y fijar indemnizaciones por encima de lo previsto por la reforma laboral si no se pueden pagar, con el objetivo de que sea la Administración la que se haga cargo de los pagos.

5 consejos para evitar el robo de identidad en tu vida.

Hace poco una tendera me asaltó cuando fui a comprar algo de comida al supermercado del barrio. Quería pedirme ayuda porque al ir a pedir un crédito para un viaje estas navidades se lo denegaron porque estaba incluida en el fichero de morosos de ASNEF. Este fichero es consultado por las entidades financieras para compartir información de deudores y evitar que un estafador vaya pidiendo créditos, una a una, a todas las financieras. En este caso ella no había sido responsable, y parece que alguien la había suplantado su identidad para contratar varios servicios que, evidentemente, dejó sin pagar.

Figura 1: Cinco consejos para no sufrir un robo de identidad
Yo le dije que siendo pequeña la cantidad, con una denuncia en la comisaría y contactando con la empresa que la había dado de alta haciéndoles llegar una copia de todos los documentos, probablemente la sacaran. Al cabo del tiempo me confirmó que así había sido, que la sacaron del fichero de ASNEF, pero aún estaba intrigada por cómo habían sacado sus datos.

Fácil“, le contesté, “seguro que están en algún lugar de Internet. Búscate.

Lo hizo y se sorprendió que así fuera. Lo cierto es que a lo largo de mis años en esto he visto muchos casos similares, y siempre suelen ser por las mismas cosas, así que, aunque sea una perogrullada, os voy a dejar cinco consejos básicos para no sufrir un caso de estos, que si te roban tu DNI o todos los datos de tu identidad, pueden sucederte muchas cosas malas.
1.- No pongas tus datos en sitios innecesarios
Cuando envías un Curriculum Vitae a cualquier sitio, no es necesario que pongas tuDNI y tu dirección personal. Todos esos Curricula Vitae que vas enviando pueden acabar en cualquier sitio, y especialmente es peligroso cuando pones esos datos en Internet tú mismo.
Figura 2: Buscando CVs es fácil dar con todos los datos de una persona
Lo mismo sucede con los pies de los correos electrónicos, o los mensajes de OOO (Out of Office) que a veces muestran más detalles de los estrictamente necesarios. No regales tus datos personales a cualquiera.
2.- Busca tus datos en los buscadores Google y Bing
No debería pasar, pero algunas veces los formularios que rellenas en sitios webs o en documentaciones de la administración pública, acaban por ser indexados en la web. Si estos datos personales quedan allá cualquiera puede utilizarlos para intentar construir la identidad completa. Buscar periódicamente en ellos, e incluso tener un alerta con Google para que te avise cada vez que encuentre una publicación con ellos puede ser una buena idea.
Figura 3: Listado de plazas publicado e indexado en buscadores
Los datos personales, y están protegidos por la LOPD Española, pero si aparecen en publicaciones oficiales puede que no sea fácil retirarlos de la red o conseguir que no estén indexados en los buscadores, así que extrema tus precauciones para que nadie enlace esos datos con el resto de tu identidad. Si están en cualquier otro sitio web, debería ser mucho más fácil quitarlos, así que solicita su eliminación lo antes que puedas y si no pon una denuncia.
Figura 4: Notas de un examen con Nombre, Apellidos y DNI
Estos datos deberían estar publicados en sitios protegidos por algún tipo de medida de seguridad, y cuanto menos no indexados usando las opciones que tienen los buscadores, así que si gestionas un sitios web con datos de esta índole, revisa tu configuración de indexación.
3.- Ojo con los documentos escaneados
Ya estuve en un caso en el que la protagonista de la historia sufrió un serio problema de usurpación de identidad por haber escaneado el DNI y publicarlo en el e-mule. Son muchos los que hacen esto para ahorrar dinero con fotocopias, y si no hay cuidado con esos archivos puedes tener un problema serio.
Figura 5: DNIs escaneados y publicados en eMule
No solo aparecen DNIs en redes P2P como e-Mule, sino que en otros sitios comoservidores HTTP para compartir ficheros e incluso en redes sociales la gente publica DNIs o Pasaportes. Mucho cuidado con dónde guardas tus documentos digitalizados.
4.- Tu número de Teléfono
Tu número de teléfono muchas veces es el nexo para la consecución de tu identidad completa. Si no has extremado tus precauciones, con tu número de teléfono se puede saber dónde vives haciendo una búsqueda inversa en Infobel.
Figura 6: Búsqueda de números de teléfono en Infobel a través de Google
Con él además, si utilizas alguna red social de mensajería como WhasApp o similares en la que no has puesto las opciones de privacidad adecuadas se puede obtener tu fotografía, y desde la fotografía llegar al resto de tus identidades en redes socialesdonde obtener el resto de tus datos.
5.- Busca tus fotos públicas
A veces, tus fotos públicas acaban en perfiles de personas que acaban copiando tu vida para hacer todo tipo de fechorías, como este tipo que se dedica a estafar a chicas usurpando hechos, datos e historias de gente en Internet.
Figura 7: Una foto de un perfil falso utilizada en muchas redes sociales con distintos nombres
Con la búsqueda de imágenes podrías saber si alguien está usando tus fotos como fotos de perfil suyas o están publicadas en cualquier sitio que no desees. Es tan sencillo como arrastrar la foto al buscador de imágenes y listo. Tal vez te sorprendas.
Al final, el robo de identidad puede ser un problema muy serio que te afecte a tu vida personal – como le pasó a Sandra – sin que te puedas imaginar ahora cuanto, por lo que es más que recomendable tomar precauciones. No hay nada 100% seguro, pero controlar la emisión pública de tus datos es fundamental. Vigila que sabe el mundo de ti.